ALIMENTACIÓN
¿Qué puede comer el niño cuando está malo?

Cuando los niños pequeños están malos del estómago es difícil saber qué es mejor darles de comer. Según la enfermedad, se recomienda un tipo de alimentos u otros


Los trastornos del aparato digestivo son muy frecuentes entre los niños pequeños. La mayor parte de las veces se aconseja ayuno con rehidratación oral (suero, agua, etc.). Pero a medida que el pequeño mejora, se pueden empezar a introducir ciertos alimentos que ayudarán a su recuperación:

Gastroenteritis: durante las primeras 24 horas se recomiendan solo líquidos para evitar la deshidratación. Lo mejor es limonada alcalina (1 litro de agua embotellada o hervida, zumo de tres limones, una pizca de sal, bicarbonato y un poco de azúcar). El segundo día, siempre que los vómitos hayan cesado y el niño lo pida, se puede empezar con una dieta blanda que incluya alimentos astringentes: arroz blanco, pescado cocido, manzana, zanahoria, jamón cocido, etc. 
 
Colitis: la colitis o diarrea es el aumento de la frecuencia de las deposiciones diarias, de su volumen o una disminución de su consistencia. Los alimentos más convenientes en este caso son el brécol, la zanahoria, el apio, la fresa, el plátano, el melón. Se deben evitar las verduras flatulentas y las legumbres. 
 
Estreñimiento: para mejorar el estreñimiento es fundamental beber mucha agua y una dieta rica en fibra: naranjas, mandarinas, kiwis, ciruelas, espinacas, espárragos, cereales, pan y pasta integrales.