APRENDE A INTERPRETARLOS
Respeta el ritmo de tu hijo

Es necesario que respetes el ritmo individual de tu hijopara adquirir nuevas habilidades. Pero si detectas algún rasgo preocupante, como el notar que tu bebé está muy alterado, consulta a tu pediatra.

La actividad de estimulación siempre debe ser placentera. Si tu bebé llora, parece distraído o inquieto, significa que su periodo de atención ha terminado y que debes cambiar de actividad o dejarlo descansar. Es necesario distinguir entre estimulación y presión. Proporcionar a un niño de dos años libros adecuados para su edad es estimulante, insistir en que reconozca las letras y los números es presión. Déjalo que aprenda a su ritmo.

¿Te preocupa su desarrollo?

Tú eres la persona más cercana al bebé y por ello debes estar pendiente de su desarrollo. Hay muchos aspectos que debes vigilar y uno de ellos es el desarrollo del lenguaje.

Si tienes dudas al respecto, consulta al pediatra y no olvides mencionarle si tu bebé no produce ninguna palabra reconocible entre los 16 y los 18 meses, y si el bebé ha desarrollado habilidades de lenguaje, pero aparentemente las pierde después de una enfermedad o fiebre muy alta.

En estos casos, es normal cierto grado de regresión, pero la recuperación de habilidades debe ser rápida. Coméntale también si el niño no puede seguir instrucciones simples y directas (“tráeme tu muñeca”) a los 18 meses, o si en cualquier  momento sospechas que tiene dificultad para oír.