ESPERANDO AL PEQUE
¿Cómo saber si el parto ha comenzado?
parto

Durante las semanas previas al parto es posible que te notes más cansada y sientas más contracciones y molestias pero, ¿cómo saber cuándo ha llegado el momento de ir al hospital? ¿El parto ha empezado o todavía no?

Durante los días previos al parto se notan una serie de señales que avisan de que el parto está cerca, pero aún no ha empezado ni hay que ir al hospital. Por ejemplo, la cabeza del bebé se asienta en la pelvis, lo que hace que la tripa baje ligeramente, la presión en las costillas sea menor y se pueda respirar mejor, pero se noten más dolores en la pelvis y más ganas de orinar.

Asimismo, en los días previos al parto, cuando el cuello del útero comienza a borrarse, se expulsa al tapón mucoso, una sustancia formada por secreciones viscosas que sella la parte inferior del cuello uterino durante el embarazo para evitar que penetren microorganismo que puedan infectar al feto. Este tapón puede confundirse con flujo, pero es más esposo y gelatinoso, de color amarillento o marrón y a veces con hebras de sangre. A veces se expulsa entero de una vez y otras gradualmente.

También es posible que notes más contracciones de Braxton Hicks, pero si no se vuelven cada vez más intensas y regulares y ceden al cambiar de posición, aún no son de parto.

Los síntomas que indican que el parto ya ha comenzado y que debes prepararte para ir al hospital son los siguientes:

1- Rotura de membranas. Cuando la bolsa de líquido amniótico se rompe, lo que se conoce comúnmente como “romper aguas”, notarás un líquido que sale de tu vagina diferente a la orina. La rotura puede ser franca, y que salga gran cantidad de líquido de una vez, o una fisura pequeña que vaya dejando salir el líquido poco a poco. Para comprobar si es líquido o no, agáchate y tose. Si se escapa el líquido, se ha roto la bolsa. En ese caso debes fijarte también en el color del mismo. Si es claro, no hay problema y puedes ir tranquilamente al hospital. Si es verdoso, es posible que el bebé haya expulsado el meconio dentro, lo que puede ser muy peligroso, así que debes acudir de urgencias. Apunta también la hora ya que, si el bebé no nace en las 12 horas siguientes, te administrarán antibióticos para evitar infecciones.

2- Contracciones de parto. Estas contracciones se distinguen de las de Braxton Hicks en que cada vez son más frecuentes, regulares, intensas y dolorosas. No ceden al cambiar de postura y cada vez duran más. Cuando tengas 2 contracciones cada 10 minutos durante más de 2 horas, ha llegado el momento de ir al hospital.