PAPÁS DE HOY
¿Se puede beber alcohol dando el pecho?

El alcohol que ingerimos pasa a nuestra sangre, a partir de la cual se forma la leche materna, por eso, mientras estés dando el pecho a tu hijo no debes beber alcohol.

La leche materna se forma a partir de los componentes de la sangre de la madre, por lo que todas las sustancias que esta contenga en ese momento pueden pasar al bebé. Por eso, durante la lactancia no se debe beber alcohol y hay que tener también cuidado con ciertos medicamentos.

Y es que el consumo frecuente de alcohol puede afectar a la producción de leche, reduciéndola hasta un 15%, además de causar ciertos efectos en el bebé como sedación, irritación, retraso psicomotor, etc. Por lo tanto, el consejo fundamental durante el tiempo que dure la lactancia materna es no consumir nada de alcohol.

No obstante, es cierto también que la cantidad de alcohol en sangre desaparece al cabo de unas horas, por lo que se puede consumir alcohol de manera ocasional (fiestas, cumpleaños, Navidades…) siempre que se espere unas horas entre el momento del consumo y el de dar el pecho al bebé. El tiempo que se debe esperar para no causar daños al bebé depende del alcohol ingerido (a más alcohol, más tiempo) y del peso de la madre (a menos peso, más tiempo).

En general, debes saber que el alcohol pasa rápidamente a la sangre y alcanza su pico máximo una hora después de haberlo ingerido, comenzando a disminuir unas dos horas después. Por eso en los primeros meses de vida del bebé no debes consumir nada de nada de alcohol ya que se suele dar el pecho cada 2 horas más o menos. Pero una vez las tomas se espacian o comienzas a darle otros alimentos, puedes empezar a tomarte una cerveza o una copa de vino de vez en cuando.

Para saber cuánto tiempo debes esperar puedes calcularlo de la siguiente manera: debes esperar unas dos horas y media por cada 10-12 gramos de alcohol consumido si pesas unos 60 kilos.  

No es necesario, como aconsejan algunos, sacarse la leche y tirarla si ya han pasado más de 3 horas ya que la leche se empieza a producir en el momento en el que pones al pecho al bebé. No obstante, si te sacas leche nada más beber sí debes tirar esa leche ya que puede contener alcohol.

De todas formas, lo mejor mientras estés con la lactancia materna exclusiva es no beber nada de alcohol para no tener que estar haciendo cálculos sobre cuánto debes esperar y evitar que cualquier mínima cantidad de alcohol llegue al bebé.