CUIDADOS DEL PEQUE
Seguridad en la cuna

Cuando compres la cuna para tu bebé debes asegurarte de que cumple con todas las reglas de seguridad. La cuna es simplemente un espacio de reposo para tu bebé, pero se puede convertir en un peligro.

Las cunas deben cumplir con ciertas normas de seguridad, como por ejemplo el espacio entre los barrotes, que no debe ser mayor a 6 cm porque el bebé puede meter su cabecita y quedarse encajado.

Igualmente no deben tener juguetes que puedan causar asfixia al pequeño, y hay que revisar periódicamente que los tornillos y ganchos estén perfectamente sujetos. Por otro lado, no coloques dentro de la cuna mantas, cojines o almohadas que puedan asfixiar al bebé. Si es posible coloca un protector de tela alrededor de la cuna para que el bebé no se golpee.