SALUD Y BIENESTAR
Síntomas del sarampión

El sarampión está provocado por un virus. El niño lo contrae inhalando diminutas gotitas de saliva, emitidas por alguien más que padezca la enfermedad, mediante tos, estornudos o hablando.

• Se manifiesta con fiebre alta, tos insistente, secreciones nasales, conjuntivitis y las típicas manchitas rojas que primero surgen en el rostro, sobre la mucosa de la boca y después en el resto del cuerpo.

• Para prevenirlo, el mejor remedio es la vacuna contra el sarampión.

• Si tu pequeño se contagió, evita que esté en contacto cercano con sus hermanitos o amiguitos, sobre todo cuando la enfermedad es todavía contagiosa (durante todo el tiempo que dure la fiebre y hasta cinco días después de la aparición de la erupción cutánea).