SALUD Y BIENESTAR
Síntomas y tratamiento de la varicela

La varicela es una enfermedad muy contagiosa que afecta principalmente a los niños pequeños, causada por el virus varicela-zóster, que provoca una erupción muy molesta que causa un gran picor

 
El síntoma principal de la varicela es la conocida erupción roja que puede aparecer por todo el cuerpo. Son unas lesiones parecidas a las picaduras de insecto que producen un intenso picor y que primero se convierten en costras, y más tarde en cicatrices. Suelen aparecer entre 250 y 500 granitos, especialmente en cuero cabelludo y el tronco. Generalmente las cicatrices desaparecen, pero a veces las marcas permanecen para siempre, sobre todo si se rascan.
 
Asimismo, la varicela se acompaña de fiebre alta, dolor de garganta, inflamación de los ganglios, cansancio, dolor de cabeza, falta de apetito, problemas para dormir… Esto hace que los niños suelan estar muy molestos e irritables. 
 
La vacuna de la varicela previene la enfermedad hasta en un 80% de los casos, recomendando una primera dosis entre los 12 y los 15 meses y una segunda entre los 3 y 4 años con el inicio de la escolarización. 
 
Al ser causada por un virus no existe un tratamiento efectivo, tan solo determinadas medidas que se pueden adoptar para hacer el proceso más llevadero:
 
• No dejar que el niño se rasque, si es necesario, ponle unas manoplas o guantes, ya que puede infectar las heridas.
 
• Administrar paracetamol o antitérmicos para aliviar la fiebre y el dolor. 
 
• Usar ropa fresca y holgada.
 
• Darle baños de agua tibia sin jabón.
 
• Evitar la exposición prolongada a la humedad y el calor excesivos.