CUIDADOS DEL PEQUE
¿Tu hijo muerde?

Que el bebé muerda, a menudo, es un problema para los papás. A los seis meses “ponen a prueba” sus pequeños dientecitos; al año, reaccionan a sus pequeñas frustraciones; y, a los dos años, se imponen sobre sus amiguitos. ¿Es mejor dejarlos o bien, es necesario intervenir?

Alrededor de los 6 meses puedes:

• Regañar al niño con firmeza, pero sin asustarlo.

• Darle otra cosa que pueda morder, como un juguetito de goma para las encías.

• Pasarle un dedo por la boca, de manera que el pequeño se concentre en la presencia de este nuevo objeto.

• Decirle “no” de manera decidida, el pequeño entenderá que no debe hacerlo.