10 trucos para acabar con los cólicos

Los cólicos son una auténtica pesadilla para muchos papás ya que causan un llanto constante e incontrolable del bebé que dura horas y que se produce casi todos los días a última hora de la tarde. Si tu bebé padece cólicos y ya no puedes más, echa un ojo a estos trucos, seguro que alguno funciona:

 

1- Estate tranquilo y calmado ya que vuestro nerviosismo aumenta el del bebé, haciendo que llore más.

 

2- Cógelo y mécelo boca abajo, con su tripa sobre tu antebrazo y su cabeza en tus manos, pies y brazos colgando a los lados, y camina con él así balanceándolo suavemente.

 

3- Dale un masaje anticólicos: se hace mediante movimientos circulares con dos dedos sobre el abdomen del pequeño, en el sentido de las agujas del reloj. Hazlo varias veces al día.

 

4- Existen productos homeopáticos que contribuyen a aliviar los cólicos; pregunta a tu pediatra.

 

5- Se cree que los cólicos pueden estar causados por las molestias digestivas, así que colócale una bolsa de agua caliente o semillas sobre su tripita (nunca de manera directa, no le vayas a quemar).

 

6- Para evitar que trague mucho aire mientras come, colócalo de manera vertical mientras le das el biberón o el pecho.

 

7- Portear es muy favorable ya que el movimiento y tu calor hacen que se le pasen las molestias. Sal a pasera con tu peque todas las tardes.

 

8- Si no le estás dando el pecho, compra una leche de fórmula especial anti cólicos.

 

9- El uso del chupete también ayuda a reducir las molestias, así que intenta que tu bebé lo use a menudo.

 

10- Atiende al bebé en cuanto empiece a llorar, antes de que se ponga muy nervioso.