ALIMENTACIÓN
Zanahoria para bebés

La zanahoria puede introducirse en la dieta del niño en las primeras papillas. Por esto, te presentamos cómo consérvala y cómo prepararla para tu pequeño:

CONSERVAR

  • Una vez compradas, las zanahorias pueden guardarse perfectamente en el refrigerador durante algunos días.
  • Ten cuidado, porque dejarla en el refrigerador demasiado tiempo podría dañar su consistencia, provocando que estén blandas y elásticas.

PREPARAR

  • Aprovecha al máximo su valor nutritivo, al consumirlas crudas, sólo lávalas y pélalas para eliminar cualquier vestigio de tierra.
  • Si las prefieres cocidas, lo ideal sería hacerlo al vapor, esto con el fin de evitar que pierdan sales minerales.
  • El puré de zanahorias resulta muy eficaz contra la diarrea y su jugo ayuda a combatir el calor.